[2º puesto] La maldición de Guttmann

Publicado: junio 23, 2013 de camiventa en Fútbol de la vida real

“El Benfica no volverá a ganar un torneo europeo en cien años”. Eso es lo que dijo el técnico húngaro que entrenó al conjunto portugés, con el que ganó 2 Champions Leagues consecutivas.

Bela Guttmann posando frente “sus” dos Copas de Europa.

Tras esas dos grandes campañas, el técnico húngaro le pidió al presidente un aumento en el sueldo. Éste se lo tomó mal, y lo despachó. Bela Guttmann, tras ser despedido, condenó al Benfica a una maldición que tardaría 100 años en desaparecer. Con esta maldición, el Benfica, en teoría, no ganará ningún título europeo hasta cumplidos 100 años (hasta 2062). Por ahora llevan 7 finales perdidas: 5 de Champions y 2 de Europa Leagues. Han pasado entrenadores de la talla de Mourinho, Jorge Jesus, Ronald Koeman… ¿Se romperá la maldición antes de que se cumplan 100 años? Pues yo no sé, pero ya llevamos 51 años… y quedan 49.

La primera final de Champions que alcanzó fue en la siguiente campaña, un año después de la maldición de Guttmann. Al llegar a la final, todos los fanáticos del conjunto lisboeta no se preocuparon por la maldición, no creían que les afectaría mucho. Después de ese partido, al finalizar todo el tiempo de partido, llegó la preocupación al cuerpo del aficionado del Benfica: ¿Será verdad? El Benfica iba ganando desde el minuto 18, pero el Milán marcó 2 goles entre el minuto 58 y el 68. El Benfica perdió de una manera, que metió el miedo a todos los fanáticos portugueses.

La segunda final de Champions para el Benfica llegó 2 años después de perder frente al Milán. En la temporada 1964-1965, jugaron frente el Inter, otro equipo italiano. El Benfica venía con todas las ganas, hacer desaparecer esa maldición, pero no era la noche. En el minuto 42, el Inter marcó y tiró por los suelos las esperanzas de un conjunto portugués que cada vez veía más claro que eran víctimas de una maldición.

La tercera oportunidad llegó en el 67. Cansados de tanta derrota, el Benfica quería eliminar rastro de maldición y ganar la Champions para empezar un nuevo ciclo. Pero de nuevo, esa no fue su noche. Se enfrentaban a un coloso de la liga inglesa, nada más ni nada menos que a los de Manchester. El ManU quería ganar la Champions tras una temporada impecable, mientras que el Benfica quería sacar a los fantasmas de su casa. Se adelantó el Manchester, pero su rival empató, forzando la prórroga. No fue suficiente y 3 goles en 6 minutos coronaron a los ingleses como nuevos campeones de la Champions League.

Una cuarta  oportunidad llegó más tarde que las anteriores. Tras 15 años de no llegar a una final europea, llegó a la final de una Copa de la UEFA, en el año 1982-1983. Esa final fue a doble partido. La ida la ganó su rival, el equipo belga Anderlecht por 1-0. El Benfica, que quería vencer, en la vuelta, empató la eliminatoria en el minuto 36, pero en el 38, el Anderlecht marcaba y manteniendo la portería a uno, ganó su primera Copa de la UEFA. Ya habían pasado 21 años de la maldición…

5 años más tarde llegó la quinta oportunidad para el Benfica. ¿Pero la irían a aprovechar? La verdad es que no… Y es que ya queda muy lejos la maldición, pero los jugadores se acuerdan cada vez que pisan el césped de cualquier final europea. y este caso no fue uno menos importante. Fue un partido sin goles en el tiempo reglamentario y sin goles en la prórroga, pero en los penaltis, el Benfica volvió a perder. Y es que no han tenido, desde entonces una oportunidad mejor. Perdieron la Champions por un 6-5 en los penaltis, frente al equipo holandés PSV, un conocido europeo.

Ya en 1989-1990, los porgueses llegaron a la última final de Champions en la que ha estado hasta ahora. Frente al equipo que les quitó la primera oportunidad para quitarse lo dicho por Guttmann de encima… Y esta vez, el conjunto italiano, volvería a hacer los deberes. El famoso jugador Frank Rijkaard (tanto en su carrera como jugador y como entrenador) marcó el único gol del partido a favor de su equipo. El Benfica ya estaba arto… Pero no podían hacer nada más.

La última oportunidad que llegó fue el pasado año, en la Europa League. Los fantasmas regresaron 23 años después de la última final que consiguió el conjunto lisboeta. Nada más ni nada menos frente a un Chelsea que había triunfado en la Champions justo un año antes de este encuentro. El Benfica empezó utilizando la famosa expresión “on fire”, alcanzando la portería “Blue” múltiples veces, pero increíblemente marcaron primero los del Chelsea, con un gol de Torres. Cardozo empató de penalti. El Amterdam Arena (Holanda, el último país que vió ganar al Benfica una final europea), empezó a animar al Benfica, pues tenían posibilidades de ganar la Europa League, pero un hombrecito de Serbia llamado Ivanovic marcó en el 91’ de cabeza. El Benfica se quedó con la miel en los labios.

Básicamente, el Benfica lleva 51 años sin ganar una final europea, 7 finales disputadas y un único fin: no poder ganar una final europea según parece hasta dentro de 49 años… Veremos si en el futuro, los lisboetas podrán acabar con ella, aunque sea un año antes de que se cumpla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s