Los DT’s: Tipos y modo de juego

Publicado: octubre 29, 2013 de camiventa en Fútbol de la vida real

Todos los que apreciamos y vemos el fútbol sea diariamente o no, tenemos la posibilidad de observar que cada equipo tiene un Director Técnico. Quizás, uno a veces no le presta atención a esto y le baja líneas a los DT’s sin pensar lo importante que son o sin pensar que cada uno tiene su forma de ser, su estilo de jugar, su forma de hacer jugar, y por sobre todas las cosas, la forma de hacer influenciar a sus dirigidos. Es así que podemos destacar varios tipos y modos de DT’s:

Modos de juego desde lo psicológico

El DT jerárquico: Este tipo de DT es el típico hombre que pide jugadores de jerarquía a la dirigencia e impone en el campo, sobre todas las cosas, el poder económico de su propio equipo. ¿Por qué hacen esto? Pues la respuesta es simple: al imponer poder económico en el campo de juego, hace que la hinchada se entusiasme, tenga fé y esperanza. Además, no sólo influye de forma positiva a uno mismo, sino también de forma negativa al rival: pues si el rival no tiene el mismo poder adquisitivo, puede verse influenciado anímicamente, haciendo que el equipo salga con una mentalidad de derrota desde el vestuario, sin tener la posibilidad de tener la mente en blanco para poder disputar un partido altamente competitivo y duro, imponiendo así el juego antes que “la chequera”.

Un ejemplo es Jupp Heynckes, el ex técnico del Bayern de Munich, quién confesó en una conferencia de prensa “Tenemos fichado a Mario Gotze y vamos por más. ¿Y saben por qué? Porque tenemos mucha plata”.

El DT anímico (el número 12): Este tipo de DT es implacable. Es aquel hombre que tiene como manera de juego inyectar una buena dosis de ánimo a sus dirigidos, para poder brindar un partido digno de ver, un partido en el que los jugadores “pongan huevos” y nunca bajen la cabeza gracias a su técnico. Esto puede mejorar mucho el rendimiento de los jugadores, a tal nivel que sus cotizaciones pueden subir por las nubes. Se lo llama “número 12” por poder hacer, en mayoría de ocaciones, que su equipo logre triunfos inesperados (batacazos).

Un ejemplo es Jürgen Klopp, actual técnico del poderoso Borussia Dortmund, quién tomó riendas de sus actuales dirigidos cuando el club estaba casi en bancarrota y logró el ascenso del mismo con sólo darles confianza a los juveniles como Gotze, quién luego fue vendido.

Modos de juego desde lo táctico

El DT tradicional: Es aquel DT que no tiene modo de juego determinado. Su principal delegación para con sus dirigidos es simple: imponer juego y posesión en la cancha, tener una defensa cerrada y una calidad de ataque sobresaliente, pero por sobre todas las cosas poder conseguir lo tan apreciado y contundentemente vital en el fútbol, el “gol”.

Un ejemplo es Alex Ferguson, ex técnico del Manchester United, quién se preocupaba por hacer un “buen fútbol” imponiendo de todo un poco en la cancha. Otro ejemplo puede ser Pep Guardiola, quien hace jugar a todo el equipo de una manera pareja durante los 90 minutos.

El DT defensivo: Este tipo de DT es aquel que se preocupa por armar un equipo desde atrás y en su forma de juego persevera algo extraño, la “no posesión”. Este DT  prefiere jugar de contra, cediendo la pelota al rival y dejando que se canse psicológicamente con ella, para después realizar una embestida formidable y poder marcar aun que sea la mínima diferencia para llevarse el triunfo.

Un ejemplo es Roberto Di Matteo, ex técnico del Chelsea, quién tanto en la semifinal de la Champions que ganaron como en la final, ordenó a sus dirigidos proteger a muerte su propia puerta y jugar a lo seguro, a la contra.

El DT ofensivo: Este tipo de DT son los típicos hombres que piensan al fútbol como algo simple, el “ir para adelante”. Pues claro, este deporte se gana haciendo goles, sin importar cuantos recibas en propia meta. A por esto van estos técnicos. Cegados por querer conseguir el triunfo o encajar una preciada goleada, pueden tener descuidos en la defensa, provocando así poco armado de juego y una defensa con pocas seguridades y poco compacta. Aún así, si el equipo dirigido de esta manera es muy superior al rival, éste último puede sufrir humillaciones. Y, al jugar contra un equipo defensivo, se puede comenzar a provocar al rival, ya que los contrarios nunca tendrían la posesión del balón.

Un ejemplo es José Mourinho, actual técnico del Chelsea, quien se preocupa más que nada en su ataque. En Real Madrid se lo veía claramente haciendo jugar a Di María, Ronaldo, Benzema, Ozil, y a veces Kaka o Higuian, entre otros.

Personalmente cuando jugué en las inferiores de Arsenal de Sarandí, me tocó un técnico tradicional y anímico, lo cual hacía que tengamos un rendimiento del 150% todos. El que salía de la cancha era bueno, y el que entraba, entraba con ganas de ser mejor.

 photo marianoyain_zps7cc403db.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s