Una experiencia inolvidable

Publicado: noviembre 19, 2013 de camiventa en Estilo libre

Hola a todos y bienvenidos a un nuevo artículo de PSI. En esta ocasión me gustaría contarles una experiencia que me pasó hace un mes, y que llena de alegría y satisfacción a todos mis familiares, incluido yo. Si quieren saber de que se trata, sigan leyendo!

Sentado, en el coche, iba mirando como la gente pasaba por la calle principal de mi ciudad. Hacía 10 minutos que había salido de mi casa, con un objetivo en mente: cumplir un sueño.

Mi madre paró el coche. Yo me bajé, y cuando ya me iba, mi madre me dijo lo que necesitaba, un caluroso “suerte” seguido de un cariñoso abrazo. Caminé y llegué a mi destino: la oficina del diario más importante de mi ciudad. Me abrió la puerta un tipo sencillo de mediana edad y justo después me dirigí a dirección y pregunte por el jefe. Me dijeron que justo acababa de irse, pero que llegaría en 5 minutos, cosa que,  cuando pasó ese tiempo, ni un minuto más, ni uno menos, apareció el jefe. No me lo podía creer, ese hombre, el que me abrió la puerta, era el propietario del diario. Me imaginaba a mi futuro jefe mejor vestido, con traje, pero en realidad, es un tipo muy sencillo. Me dirigí, junto con él, a su despacho. Me ofreció asiento y en seguida me empezó a preguntar por mi edad, escuela… solamente información básica.

Me propuso 2 temas para escribir: Hockey patines o baloncesto. Yo me decanté por el primero, y me informó de las características que tenía que tener los artículos que en un futuro tendría que entregar, además de que solo escribiría los artículos sobre los partidos que jugaria el equipo de mi ciudad como local. Al cabo de diez minutos, ya estaba fuera otra vez y volví al coche de mi madre. Se lo expliqué todo. Mi sueño de ser periodista había empezado.

Justo llegué a casa y me puse al ordenador. En esta ocasión, no me metí en PS, si no que me puse a leer las reglas del deporte que anteriormente seleccioné. Miré las normas básicas, medidas del terreno, etc. Aunque sabía que la liga no empezaba hasta mediados de octubre, empecé a mirármelo todo, pues como dice el dicho: “Más vale prevenir que curar”.

Enseguida me sabía todas las normas y, de repente, ya no pensé sobre esto hasta el día de mi debut como periodista.
Mi padre y yo nos dirigíamos hacia el estadio del equipo de mi ciudad. Llegamos y recogí el pase especial para periodistas. Me encontré con amigos que juegan en el equipo inferior, hablé con ellos, aunque sólo un par de minutos fueron destinados a esa acción ya que el primer pitido sonó: indicaba que ya sólo quedaban 20 minutos para el inicio de partido. Continúe con mi trabajo y seguidamente, conseguí la hoja de las alineaciones de ambos equipos. El segundo pitido sonó, indicando que quedaban 10 minutos. Me senté en las sillas para los periodistas y me fijé en las gradas: había mucha gente, era fin de semana y comenzaba la liga de hockey, la llamada OK Liga. En esta ocasión, el Igualada jugaba contra el Lleida.

El Igualada no es un equipo malo, tuvieron una época dorada, ganando 5 ligas. Destacaron tanto en los noventa, que el Barcelona de Hockey les compró media plantilla al Igualada. Entonces, el nivel bajó mucho, pero siempre llegan a clasificarse para Europa.
5 minutos, salieron todos los jugadores al terreno de juego. Entre presentaciones e himno, el partido empezó. Yo estaba tomando apuntes. Estaba muy nervioso, por el simple echo de que el más mínimo despiste me podía dejar mucha información. Los 40 minutos de partido se fueron volando y la primera victoria de la temporada llego: 3-0 para el conjunto local.

La mañana siguiente, sólo me centré en el artículo. Era un domingo de Octubre, pero con mucha calor. Al final, lo terminé y tras la revisión de mis padres, quedaron impresionados, aunque yo sabía que no era para tanto :P Con decisión lo mandé. Ya sólo quedaba esperar al viernes, día en el que el diario se publicaba. Los días pasaban lentos, entre exámenes, trabajos y otras cosas, el ansiado momento llegó.

¡Mi primer artículo! Seguramente era el día más feliz de mi vida. Todos mis familiares y amigos me felicitaron. Más contento que un niño con un juguete nuevo.

Ojalá este sea el principio de una larga historia que dure años y años. Ya llevo 2 artículos y en todos la gente me ha felicitado por el buen trabajo, incluso el jefe. Y eso, simplemente, me gusta :)

Espero que hayan disfrutado del artículo tanto como yo de la experiencia. ¡Nos vemos en el próximo artículo de PSI!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s