Historia Futbolística 2

Publicado: abril 7, 2014 de camiventa en Fútbol de la vida real

Siguiendo la presentación de PS al Instante, les traigo el torneo Nacional vivido hace unos 5 o 4 años atrás, donde logramos quedar en el 3er lugar de dicho torneo de 8 equipos participantes, con ciertas polémicas dentro del mismo respecto al arbitraje y al límite de edad.

Habiendo ya pasado la Fase anterior para clasificar nos tornábamos ya dentro del Torneo Nacional, donde participarían 6 equipos representando a cada una de sus Regiones, conformando así 2 grupos de 6, donde pasarían 2 equipos por lado y lado, disputándose así semifinales directas y directamente después finales.

El torneo se jugaría a 7 horas de mi ciudad, dónde en bus nos trasladamos al sitio y llegamos a reconocer la cancha la cual era una “exquisitez”, siendo así de grama sintética, cancha en la cual nunca nos habíamos fogueado en nuestra vida. Ya una vez hecho el reconocimiento nos trasladamos al sitio de hospedaje el cual era un tanto curioso, era una escuela técnica dentro de un barrio sin aire acondicionado, con agua estrictamente repartida por horas y lo más importante sin señal telefónica dónde prácticamente nos sentíamos extraños sin poder enviar mensajes a nuestros seres queridos, así como presionados a usar el baño justo cuando era necesario. Para destacar, todos los equipos estábamos hospedados en mismo dicho sitio, habiendo rivalidades dentro del complejo.

Llegó el día del debut y nos topábamos a un equipo poco común, el Torneo era sub15 pero este equipo se era notable que habían jugadores pasados de edad, por el gran tamaño y hasta barba en sus caras (lo cual no era común a nuestra edad) pero que, según los datos de identificación de todos los integrantes todo estaba dentro de las reglas del Torneo. Empezaba el juego y era notable el bombardeo por parte del equipo contrario, anotándonos nada más y nada menos que 3 goles en sólo el primer tiempo, teniéndonos dentro de nuestro arco todo el mismo período. Para el segundo tiempo se iba a terminar de desatar la goleada, terminando así perdiendo 7-0 con mucha superioridad por parte del contrario. Desanimados completamente con nuestro nivel ante ese adversario nos veríamos planteados a recibir una goleada en el resto de la fase de grupos pero, el técnico y la asociación del Torneo se dieron cuenta de que era claro que habían jugadores pasados de la edad en dicho equipo aunque nunca se pudo obtener pruebas claras del mismo, pero sí identificaciones anteriores de muchos de esos jugadores, pero que la asociación no podía incriminar si en verdad estaban falseándolas.

En el segundo juego nos toparíamos con el equipo que jugaba de local en su Región, el cual nos sería un rival duro respecto a lo que pensábamos por haber recibido una gran cantidad de goles en el juego pasado. Empezaba el partido y todo estaba muy equilibrado, dándonos así gran tranquilidad a todos por el hecho de que sí estábamos al nivel del torneo, sólo que el juego pasado teníamos que pasarlo de página y concentrarnos en este. En el primer tiempo llegarían 2 tantos de nuestro lado por gol de cabeza y gol de larga distancia por parte de nuestro delantero y mediocampo. Para el segundo tiempo se alargaría el marcador a 3-0, pero qué al final del partido habría un trago muy amargo cuando nuestro capitán y mejor jugador, al devolver un balón al contrario sin ninguna mala intención a otro sitio de un tiro libre el árbitro local sacaría la segunda amarilla, saliendo así expulsado del encuentro sin poder disputar el juego de las semifinales. A raíz de la misma expulsión uno de nuestros defensores titulares (que en ese momento estaba en la banca) decidió soltar unas palabras un tanto groseras hacia el árbitro principal, que serían escuchadas por el juez de línea por tenerlo nada más que al lado y, llamando al principal, tendría roja directa. Teniendo 2 jugadores importantes fuera para la otra fase se disputaba el último tiro libre del encuentro, donde nuestra meta, por falta de confianza y calma calcularía mal una salida para agarrar el balón y siendo bañado el equipo local anotaría el único tanto del encuentro, quedando así 3-1 en el final.

Pasamos a semifinales y nos toparíamos tal vez con el otro equipo más fuerte del Torneo y con 2 jugadores menos en nuestro lado. Empezaba el encuentro y yo tenía el marcaje personal del crack del equipo contrario, dónde no lo dejé pasar en ningún momento, manteniendo en 0 el marcador hasta que un cambio a la otra banda y por un strike y error de nuestro lateral llegaría una metra por parte de un mediocampo justo al palo donde anotarían el primer tanto para el contrario. Empezaba el 2do tiempo y el marcaje personal cambió cuando el jugador se cambió de banda, dónde no pedí el cambio confiando en que lo marcarían bien por aquél lado. Seguía el partido y vendría un balón picando muy duro hacia nuestro meta, dónde corrí hacia atrás ya que venía un delantero contrario a pelear el balón con nuestro arquero, en dicha jugada saltaríamos los 3 a disputar el balón, donde el arquero de mi equipo hablaría muy tarde que era suya y por mala suerte toqué el balón con la cabeza en dicha disputa mientras que nuestro arquero fallaba el balón y le daba tremendo golpe al delantero; en dicha jugada caímos los 3 y vi el balón rodando hacia el arco y arrodillado me vi marcando un autogol o mejor dicho, un autogolazo.

Lleno de ira decidí ir a atacar más por las bandas, dónde resultaría positivo cuando en un centro me quedaría un rebote y con pierna zurda la mandaría a las redes, colocando el juego 2-1 en contra, pero acortando la distancia. Ya por mediados del segundo tiempo se iba a empezar a notar el cansancio de nuestro lado así como la falta de esos titulares expulsados anteriormente, también así como la falta de marcaje a la estrella contraria, el cual haciendo jugadas individuales soltaría los centros para el resto de los goles, terminando así 4-1 como final.

Sólo nos quedaba disputar el partido del 3er lugar o conocido por muchos como el partido de perdedores pero que, sin importar lo que dirían los disputaríamos con todo para irnos con trofeo en mano. Dicho juego estaba muy apretado, anotando el contrario de cabeza por mal marcaje en un corner pero que, con una tiza de larga distancia de nuestro mediocampo se empataría el encuentro, enviándonos así a los penales. Se disputaban los penales y ambos equipos anotaríamos el primer tanto, luego para la segunda tanda nuestro arquero taparía un penal con una mano, colocándonos arriba del marcador al anotar nuestro segundo penal, vendría el tercero y nuestro arquero se vestiría de héroe al tapar otro penal muy bien cobrado por el oponente y, anotando nuestro otro penal nos pondríamos por 2 goles arriba. Vendría la anotación del oponente en su 4to penal cuando también venía yo nervioso a cobrar el mío y, con todo y que me resbalé al cobrarlo lo pude meter a un lado y arriba del arco con un toque de suerte. Vendría el último penal y al ambos lados anotarlo nos consagraríamos con la victoria y el 3er lugar en dicho torneo.

Destacando por otro lado que la final quedaría 4-2 a favor del equipo con jugadores por arriba de la edad media y nada más sería una decepción para todos los demás equipos participantes saber que dicho Torneo se jugaría con tanta injusticia.

Recuerdo que volvimos como héroes a nuestra Ciudad, habiendo logrado algo grande que no se había obtenido hacía mucho tiempo.

¡Espero que les haya gustado!

https://i0.wp.com/i1093.photobucket.com/albums/i436/camiventa/PSI/difranc_zps47dc59c1.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s