La tragedia de Hillsborough

Publicado: abril 22, 2014 de dviamolina88 en Fútbol de la vida real

Ver rodar un balón hace rodar el mundo. Parece mentira que esto forme, a veces, conflictos o accidentes. Hoy estoy aquí escribiendo este artículo por algo que paso hace 25 años. Fue y será uno de los aspectos más negativos del fútbol no solamente por el accidente en sí, si no por a lo que dará origen.

En la década de los 80, el “hooliganismo” era muy frecuente. La gente solía estar muy apretada en los estadios, lo que solía provocar problemas entre la hinchada. Unos de los fans a los cuales se les atribuían el término de “hooligans” eran a los del Liverpool. No solamente el equipo tenía mala reputación por ello, si no que la ciudad en si también. Esto pasó en el 15 de abril de 1989. Era un encuentro de FA Cup, una de las copas más importantes en Inglaterra. El partido era entre el Nottingham Forest y el Liverpool. El encuentro se disputaba en Sheffield.

Los aficionados se dirigían allí como un día normal. No había ninguna autopista, solo había una carretera secundaria que llevaba al estadio. Aquí surge el primer problema, pues en esta carretera se estaban haciendo obras además, hubo un accidente que provocó atascos. También había policías que paraban a los coches inspeccionándolos por si había cerveza u otras substancias alcohólicas. Todos estos problemas hicieron llegar tarde a los aficionados del Liverpool al estadio, así que llegaron todos al mismo tiempo.

Otro problema: el Liverpool, que era mucha más gente, se les había asignado la parte más pequeña del estadio (capacidad de 14.600 espectadores). La del Forest era menos numerosa, pero se le asignó la gradería más grande (capacidad de 21.000 espectadores). Los retrasos de los aficionados del Liverpool al estadio provocaron, como ya mencioné, que llegaran todos de golpe. A media hora para el arranque del partido había mucha hinchada “red” esperando para entrar al recinto, cuando en este ya había mucha gente. Al haber tantas personas esperando poder entrar, la policía decidió dejarlas entrar todas de golpe para evitar posibles disturbios a plena calle. Eso fue la decisión que provocó el desastre.

La gradería, abarrotada de gente. Esta, casi no podía respirar. En el minuto 6 de partido, este se detuvo. La policía pensaba que era hooliganismo, así que no hicieron nada. Pasados unos minutos, se dieron cuenta de que era algo peor. La policía dejó entrar a los aficionados al césped. Algunos de estos aficionados estaban a punto de morir, otros ya lo estaban y otros ayudaban a la gente que lo necesitaba, llevándolas a zonas más seguras con las vallas publicitarias como camillas. Llegaron 46 ambulancias, pero la policía no las dejó pasar pues todavía pensaban que era hooliganismo.

Al final murieron 96 personas. Lo que hace que la herida esté abierta aún es que la policía escondió pruebas para acusar a los aficionados de la tragedia, y lo peor, aún no se sabe del todo que pasó.

Después de esta tragedia la seguridad en todos los estadios ingleses se amplió. Pero, ¿Por qué lo hicieron después de la tragedia, y no antes? Supongo que la gente aprende de los errores, pero no se pueden tolerar errores tan grandes.

En honor a la tragedia se suelen hacer eventos. El de este año nos deja una foto como la siguiente:

Image and video hosting by TinyPic

Realmente impresionante.
Esperemos que no pase nada más como esto. ¡El fútbol es diversión, no es una tragedia!

Saludos y gracias por leer.
 photo number88-gw_zpsd15842e1.png

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s